Muchas veces, la aglomeración no nos deja observar la belleza individual de cada sujeto. ¿No os sucede que al buscar un determinado producto en un negocio, la gran cantidad de artículos similares no os permite apreciar cada unidad? Y sin embargo, al entrar en una tienda en la que se les concede su lugar y su espacio a cada producto, perfectamente individualizados, se logra mostrar lo mejor de cada uno.

Este es precisamente el efecto que consigue lograr la artista Katharina Fitz con su trabajo Malaga Paracosmic houses en el que aísla a varias muestras de la arquitectura que conforma el barrio malagueño del Pedregalejo y del Palo, antiguos barrios de pescadores ahora también lugar de visita obligada para los turistas. Los trabajos, fruto de la fotografía y la aplicación de retoques, ponen de manifiesto las características de las construcciones y su relación con un entorno que ha ido sufriendo cambios a lo largo de los años, lo que ha configurado una nueva realidad de la que disfrutan los malagueños y los visitantes de esta tierra mágica.

Cada fotografía muestra los rasgos diferenciadores de cada casa y consigue, al ser despojada de su contexto, que el espectador se concentre en cada pieza y capte cada detalle. Con la ayuda de photoshop, la artista presenta una serie de imágenes con una estética llamativa que invitan a la contemplación y a la reflexión.

Leave a Reply