Sylvie Macmillan tiene un background muy  poco común para las artistas de la manicura que podemos encontrar en nuestra ciudad. Su pasado como diseñadora gráfica, modelaje, diseño de decorados y hasta chef no la distrajeron de su obsesión por las manos. Finalmente se decantó por eso que más llamaba su atención, y desde entonces tiene el foco puesto únicamente en la creación de las propuestas de manicura más llamativas del mercado.

Tras decorar las manos de Kelsey Lu, Aweng o Adwoa Aboah se ha convertido en la nail artist de cabecera de la diseñadora A Sai Ta de la casa ASAI para sus desfiles. Sus creaciones de exageradas proporciones, su maestría en el pulido y la aplicación del estilo joya, la estética de concha marina, o las garras XXL, entre otras, hacen de sus uñas una verdadera expresión artística y de personalidad.

La excesiva repetición en el sector la hace mantener esa inquietud para desarrollar sus diseños inspirados en el motor, los juguetes eróticos, la historia o la cerámica. Esto le permite ofrecer una gama realmente única y que le está ayudando a catapultarse en un mundillo tan competitivo.

Recientemente ha estado desarrollando una técnica con la que poder hacer pedicuras a aquellos con prótesis en las piernas, además de una colaboración con el joyero y grabador Castro Smith, elevando sus aspiraciones y su proyección para este 2019 que nos estamos merendando ya…

Y además rascan estupendamente.

Leave a Reply