En pleno mes de celebración del Orgullo, emanan las campañas de apoyo a esta comunidad desplegando arcoiris por todas partes, y creando colecciones cápsula con las que dar visibilidad a la causa y fomentar la concienciación al respecto.

Las campañas en torno al colorido patrón de los amparados bajo las siglas LGTBIQ+ proliferan cada año, y cada año hay más firmas que se suman al movimiento, lo cual da una perspectiva del trabajo de reconocimiento que se hace por parte de la industria de la moda hacia dicho colectivo, fundamental en nuestra sociedad actual, e injusta y cruelmente marginado históricamente.

Pero,  ¿se ha convertido el arcoiris en otro símbolo con el que conquistar nuevos nichos de mercado? ¿Qué aportación real hacen las firmas a causas en defensa de sus derechos? ¿Se ha convertido todo en una oportuna campaña de marketing global? A continuación, descubre lo que hacen cinco de las compañías más importantes de la industria textil para apoyar a una comunidad que celebra su mes del Orgullo estos días.

MICHAEL KORS: La compañía estadounidense lanza su colección #MKGO Charm en la que el logo de la firma adopta la bandera multicolor. El 100% de lo recaudado con estas prendas va destinado a la fundación LGBT neoyorquina God’s love deliver. Esta organización se encarga de proveer alimentos a los más necesitados y organiza una marcha en favor de la comunidad LGBTIQ+ desde hace 34 años.

ADIDAS: La famosa firma deportiva alemana lanzó este mes su campaña “Love unites”, en la que versiona sus modelos Continental, Nizza y Ozweego aplicando la bandera multicolor a los diseños de estas populares zapatillas. Parte de lo que las ventas de estas siluetas generen irán a parar a The Trevor Project, una organización que trabaja en la prevención del suicidio juvenil. Además, junto al Brooklyn Museum colaborará con 22 artistas de la comunidad LGTBIQ+ en un evento en el que celebrarán su talento.

H&M: La gigante sueca, que no escatima en polémicas, ha lanzado junto al icono trans Laverne Cox una serie de prendas con las que empoderar la figura del colectivo LGTBIQ+ y su simbología. Lo curioso es que, independientemente de que donen parte de los ingresos obtenidos de su venta, H&M los fabrica en Bangladesh, un país en el que es totalmente ilegal y está penado el ser homosexual. Bien a medias…

CONVERSE: La compañía propiedad de Nike aporta cada año parte de sus ganancias además de diseñar modelos exclusivos para el mes del Orgullo LGTBIQ+, e incluso ediciones especiales en homenaje a la comunidad trans.

Esas donaciones van a parar a las asociacionesIt Gets Better” y “Out Metro West”.

RALPH LAUREN: Uno de los estandartes de la moda americana ha decidido por primera vez dar visibilidad a este colectivo a través de una camiseta en la que su famoso logo del jugador de polo a caballo aparece en el color del arcoiris para conmemorar el mes reservado para las reivindicaciones LGTBIQ+. El 100% de lo generado por la venta de estas camisetas será donado, así como el 50% de otras prendas, a la “Stonewall Community Foundation”.

Cincuenta años ya de aquella fatídica noche en la que nació el orgullo. Cincuenta años de lucha incansable por unos derechos tan legítimos como los de cualquier ciudadano. Cincuenta años para que no tengan que pasar otros cincuenta para que dejemos de hablar de colectivos y orientaciones, y hablemos de una única comunidad, una unidad social, un todo compuesto de muchos algos.

Leave a Reply