La cultura de la moda que se respira en Japón es muy superior a la que podemos percibir en otras grandes ciudades del mundo. La pasión de los nipones por las últimas tendencias y por los diseños más revolucionarios y excéntricos hacen de ellos una de las comunidades más a tener en cuenta del panorama internacional.

El crecimiento meteórico de diseñadores como Jun Takahashi, Yohji Yamamoto, Junya Watanabe o Rei Kawakubo es otro de los factores que incita a los asiáticos a interesarse de forma tan intensa en todo lo que envuelve la industria de la moda. 

Y de ese caldo de cultivo, nacen figuras que ya tienen peso fuera de sus fronteras, y cuyo nombre resuena en los front rows de los fashion shows de cada temporada. Uno de los más destacados, sin duda, es el del fundador de Cherry Fukuoka. La influencia del estilista japonés ha llegado hasta el conocídisimo artista Takashi Murakami, al que ha asesorado en diversas ocasiones.

El hombre detrás de la exposición “Murakami vs Murakami” en Hong Kong e Ishida son grandes amigos, lo cual deja patente que los creativos del país de los samurais está en auge. Para la presentación de dicha exposición, se le pudo ver con una bandolera de la colección “Family&Friends” de Virgil Abloh para Louis Vuitton, un Rolex Submariner, la codiciada camisa de Supreme con el estampado de Obama, una pulsera “Love” de Cartier y las VaporMax19 de Nike x Cactus Plant Flea Market, entre otras cosas.

Su dilatada experiencia y su buen gusto a la hora de diseñar el look de sus amigos y clientes le han colocado en lo más alto del segmento.

Este Cherry es una bomb.

Leave a Reply