Más allá de su exitosa carrera cinematográfica, el que fuera protagonista de “Taxi Driver” hace tiempo que decidió diversificar sus ingresos invirtiendo en el habitualmente rentable negocio del turismo y el ocio. Hace tres décadas que De Niro se unió con el célebre chef japonés Nobu Matsuhisa para explotar su maestría en la preparación de sushi. 

Treinta años han pasado y su imperio no ha hecho más que crecer en número de establecimientos y en prestigio. Y no sólo eso, sino que han incluido en su portfolio hoteles de lujo en los lugares más exclusivos del planeta, de los cuales hay programadas 20 aperturas para 2020, que se sumarán a los más de 40 restaurantes repartidos por seis continentes.

Dos de sus más ansiadas inauguraciones tendrán lugar en territorio estadounidense, pero en localizaciones absolutamente dispares. Una de ellas, la de Los Cabos, se antoja como la alternativa ideal para los amantes del relax.

Abierto desde el pasado marzo, este complejo alberga 200 habitaciones, unas espectaculares piscinas inifinity y un spa irresistible bajo el sol de Baja Península y con la inspiración del diseño japonés integrado en la estética mexicana del entorno. 

Sin duda Robert De Niro y Nobu forman un tándem de éxito basado en la excelencia en cada detalle. El lujo de un enclave único unido con la gastronomía más exquisita del planeta hacen de Nobu Los Cabos el destino idóneo para retirarse del mundanal ruido.

Arigato güey!

Leave a Reply