Tras su espectacular campaña para la Pre-Fall 2019 en las ruinas romanas de Selinunte, Gucci lleva sus imágenes más punk y rave a las fachadas de edificios de una y otra punta del planeta. Tras la genial acogida que tuvo la propuesta de los florentinos con los diseños de Ignasi Miquel, los de Alessandro Michele repiten fórmula y visten edificios en Brick Lane en Londres, el SoHo neoyorquino o el área de la Condesa en Ciudad de México, entre otros.

Con el objetivo de embellecer el exterior de estos edificios, y llevar parte de la identidad de Gucci a las ciudades más importantes del mundo, la transformación de foto a pintura resalta esta yuxtaposición cultural en la que la arquitectura local confluye con las modernas y rompedoras propuestas de los florentinos.

Gucci a lo grande.

Leave a Reply