Si hay algo que nadie puede negar es la fantástica capacidad creativa que tienen los japoneses a la hora de crear monstruos. De hecho, son tantos que hasta se agrupan en varias categorías. Entre ellas, la de los llamados yōkai, que son los monstruos, espíritus, demonios, que poseen poderes sobrenaturales y los utilizan no siempre precisamente para hacer el bien.

El nombre yōkai combina los caracteres yō (妖), con sus connotaciones de atracción, hechizo, calamidad y  kai.(怪), que puede indicar algo sospechoso, un misterio o una aparición, convertido en entretenimiento popular.

Los orígenes de sus historias datan del primer siglo, lo que nos da la pauta de que el mundo yōkai es muy amplio y hay mucho para conocer. Por fortuna, existe gente como Koichi Yumoto, un etnólogo de 68 años e investigador yōkai en Tokio, quien donó sus artículos de colección al “Museo Miyoshi Mononoke (o formalmente el “Museo Yokai Yumoto Koichi Memorial Japan Yokai”) dedicado a estos monstruos sobrenaturales.  

Recientemente inaugurado en la ciudad de Miyoshi —y no por casualidad, sino por el famoso cuento popular llamado Ino Mononoke Roku que narra la historia de un niño que debe enfrentarse durante 30 días con varios yōkai en esa misma ciudad—, este museo recibió la donación de unos 5000 artículos de la colección del etnólogo y ahora exhibe cerca de 160 de ellos, incluidos una pintura en pergamino del mencionado cuento y artesanías.

Un fascinante y misterioso universo, creas o no.

Leave a Reply