El vestido, el aliado número uno de la mujer en verano por dos sencillas razones:

  • Menos pensar. No tienes que combinar la parte de arriba con la de abajo y atender a reglas no escritas del tipo “azul con verde, muerde” o “rosa con rojo, puñetazo en el ojo”
  • Comodidad y frescor. Las piernas pierden las cadenas que suponen los pantalones y se da vía libre al movimiento, dejando también atrás las medias del frío invierno y la inestable primavera. En este sentido, los vestidos vaporosos se convierten en tu bestie de la estación .

Te ofrecemos nuestra propuesta de vestidos que recoge las tendencias de esta primavera-verano para todos los bolsillos (menos de 100 €):

Leave a Reply