Jeff Koons sigue siendo uno de los artistas más relevantes de la escena neo-pop de la historia, y sin duda el más destacado y demandado de la actualidad.

Una vez más, el artista americano copa el puesto más alto de la lista de los artistas vivos más valiosos del mundo, tras la subasta de su Rabbit”, creado en 1986, por la nada despreciable cifra de 91 millones de dólares. Con esta venta, supera por sólo un millón la obra de David HockneyPortrait of an Artist (Pool with Two Figures)” de 1972, que a su vez superó al propio Koons y uno de sus perros inflables, el cuál fue adquirido en 2013 por más de 58 millones de dólares.

Esta nuevo récord sitúa a Koons como el proveedor de trofeos artísticos de los millonarios actuales. “Rabbit” fue a parar a las manos de Robert E. Mnuchin, marchante de arte y padre del Secretario del Tesoro americano Steven Mnuchin.

Por si ese tesoro no fuera suficiente.

Leave a Reply