Si bien los productos de mar como pescados y mariscos, y otros de suelo como arroz, legumbres y tubérculos, suelen ser los más representativos de Ibiza, su oferta gastronómica es de lo más variada y exquisita. Las alternativas abundan a la hora de querer degustar un buen plato, ya sea de la mano de restaurantes ya arraigados, o de otros recién llegados que se incorporan al singular paisaje natural de la isla. He aquí cinco que no puedes dejar pasar en tu visita a las Pitiusas.

Empezando por los más tradicionales, encontramos Cami de Balafia, un restaurante familiar, exitoso por su simpleza. Dedicado a la cocción de carnes a la parrilla sobre maderas de algarrobo, almendros y olivos (que se sirven con papas fritas cortadas a mano y una ensalada de tomate y cebolla), este sitio entiende también muy bien el concepto de hospitalidad, y ofrece a sus comensales al finalizar la comida una bebida digestiva hecha a base de hierbas caseras. Pura tradición en la mesa.

Si el propósito es degustar el sabor de la Ibiza de antaño, la opción es Es Pins, un restaurante difícil de superar por su oferta culinaria de recetas clásicas y por sus precios. Visitarlo significa encontrar una excelente interpretación de los abundantes sofrit pagès, ul estofado de cocción lenta de salchicha, carne y papas sutilmente condimentado. Sabor a Ibiza.

Para quienes prefieren la comida italiana, nada mejor que el restaurante italiano Can Domingo, en donde el chef Giuseppe Vivacqua orienta sus platos hacia el calabrés, sin dejar de lado las cocinas regionales del resto de Italia. Un lugar escondido en un idílico rincón de San Josep en el que se puede hallar el perfecto mix entre ingredientes importados y productos orgánicos cosechados en el propio jardín del restaurante.

Si, en cambio, buscas fusión y originalidad, la propuesta es Nagai Ibiza, donde el chef Reina fusiona sin esfuerzo su herencia japonesa con inspiraciones globales, lo que da como resultado platos nuevos y agradables que se sirven junto con una variedad de sushi y cócteles muy creativos. 

Por último, una buena alternativa para quienes desean una opción vegana: Wild Beets. Ubicado en el centro del pueblo de Santa Gertrudis y centrado en la salud, este restaurante se especializa en platos basados en alimentos crudos (como ensaladas) y jugo prensado en frío. La cocina creativa y pro-nutrición está disponible todo el día. 

¿No te comerías Ibiza?

Leave a Reply