Que el fútbol y sus equipaciones han traspasado las fronteras de losestadios y las ciudades deportivas para hacerse con la calle es una realidad más que palpable.

El streetwear, muy influenciado por el sportwear en su concepción, adopta desde su origen – que fue deportivo con el skate – saca partido a sus equipaciones y chándales para editoriales de moda y campañas que nada tiene que ver con el fin para el que son creados: la práctica deportiva.

Esta tendencia ha llevado a que los propios clubes entren en escena y exploten esa faceta más underground de sus uniformes poniendo flagships de corte más urbano a pie de calle, integrando sus colores e identidad con el entorno de las ciudades.

El FC Barcelona, siguiendo esta tendencia, abrió su flagship en Las Ramblas, en pleno centro de la capital catalana ocupando el antiguo Hotel Montecarlo. El espacio cuenta con 1900 metros cuadrados y está ubicado junto a la tienda Levi’s, en el 124 de la vía barcelonesa.

Actualmente, el edificio se encuentra en plena remodelación. Las tres primeras plantas serán destinadas a fines comerciales, mientras que el resto serán oficinas de la entidad blaugrana.

Este nuevo emplazamiento será el segundo mayor del club, sólo por detrás de la que tienen en el propio Camp Nou, y el cuarto propiedad del FC Barcelona, de las 19 tiendas oficiales de los azulgrana.

Ganando en el césped, y en las calles.

Leave a Reply