En los últimos tiempos es difícil que pase una semana sin que tengamos noticias de UBER o de alguna de las plataformas de transporte privado que tan en alza están hoy en día.

La madre de todas ellas, UBER, cabeza más visible de esta nueva industria, siguiendo los pasos de su máxima competidora en EEUU, Lyft, salió a bolsa el pasado mes de mayo con un valor de 45$ por acción, bajando hasta los 42$ nada más iniciarse la actividad en el parqué neoyorquino.

La salida a bolsa de la compañía americana sucede justo después de una huelga global de sus conductores. A pesar de ello, este movimiento supondrá una recaudación de unos 8 billones de dólares aproximadamente, lo que elevaría a casi 100 los billones en los que estaría valorada UBER.

Su co-fundador, Travis Kalanick, posee un 8,6% de la empresa, con un total de 117 millones de acciones, de una compañía que el año pasado aumentó un 34% su actividad, alcanzando los 1,5 billones de viajes realizados.

Un viaje con la bolsa a cuestas.

Leave a Reply