Si bien es verdad que estamos deseando que llegue el verano y el calorcito, cuando las temperaturas empiezan a subir más de la cuenta, comienzan a desencadenarse las quejas y la búsqueda de maneras para mitigar el calor.

Es aquí donde aparece el líquido elemento y la dicotomía playa o piscina.

Si bien, en nuestro día a día, nos decantamos por soluciones más humildes y sencillas, te proponemos el top, la evolución de la piscina en cinco lugares diferentes, por si el calor te pilla de vacaciones en estas ciudades, o simplemente quieres conocer dónde encontrar algunas de las mejores piscinas del mundo.

Las altas temperaturas también llegan a las alturas, y darle una solución está en la piscina infinity del Marina Bay Sands Hotel en Singapur, la mayor en el mundo. Podrás disfrutar de una copa de champagne a 57 pisos de altura. Las piscinas hacen de unión entre las torres que componen el edificio y de mirador para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Hierve el Agua, México. De primeras puede parecer una cascada petrificada, efecto causado por el claro color de la roca. Sin embargo, se trata de un conjunto de balneario natural en la cima de este maravilla de la naturaleza. El verde de la montaña de fondo y el viento que sopla, te invitan a sumergirse en sus aguas a 24° grados.

Su espectacular posición, en medio de la naturaleza, estimula la curiosidad del visitante para descubrir su alrededores que en conjunto hacen del lugar un espacio mágico donde desconectar de todo.

InterContinental  Dubai Festival City, Dubai. Quizás no sea la piscina más adecuada para aquellos que sufren vértigo, pero desde luego el hecho de estar suspendido en el aire, sumado a la sensación de flotar en el agua, ofrecen una experiencia única que posiblemente sea lo más cercano a volar que puedas vivir.

Belmond Hotel Caruso – Ravello, Italia. Es la maravillosa joya que corona una antigua mansión del siglo XI totalmente restaurada. La piscina, situada sobre un acantilado a 350 metros sobre el nivel del mar, ofrece unas vistas impresionantes del mar de la Costa Amalfitana.

Si eres de esos que buscan los lugares más extraordinarios para adentrarse en un mundo totalmente diferente, Hanging Gardens en Bali, es el lugar adecuado. La construcción del complejo se presentaba como un reto para el propietario por su remota ubicación. Rodeado de bambú y orquídeas, podrás disfrutar de su maravillosa piscina infinity que ofrece unas vistas a la naturaleza absoluta y a un espectacular templo con 12 siglos de historia, el Dalem Segara Temple.

Chapuzones irrepetibles.

Leave a Reply