En España, una de las cosas que han vuelto más esperadas durante la primavera y el verano es la temporada de festivales. Afortunadamente para los amantes de la música, las propuestas crecen y evolucionan año a año y, en la actualidad, clásicos del calendario festivalero como Primavera y Arenal Sound, Viña Rock, Bilbao BBK Live, Sónar Barcelona, FIB, Tomavistas… conviven con otros que se salen de lo tradicional: los llamados “Nicho”.

Asistir a un festival ya no es solamente ir a disfrutar de un buen concierto, es un plan que sirve para conectar con amigos y/o familia de una forma diferente. Se trata de aprovechar la ocasión para conocer o visitar un lugar nuevo, y mimetizarse con el entorno. Por lo que, a la hora de elegir destino, se deben tener en cuenta varias cuestiones: la oferta musical y cultural, la propuesta gastronómica, la localización (por si es posible combinarlo con algún otro plan) y todo lo que sume para pasarla genial.

Intentando aunar todos esos factores, recomendamos tres festivales menos mainstream en los que obtener la mejor y más completa experiencia.

Empecemos por el Wakana Lake Reunion (su segunda edición) que, sólo tiene capacidad para unas 1000 personas, y tiene lugar en un entorno privilegiado como es la Sierra de Cádiz, y con todos los elementos para vivir una experiencia memorable, pues combina música, arte y naturaleza. Allí, sus asistentes, mientras disfrutan de las bandas que van desfilando por los diferentes escenarios, pueden participar de las diversas actividades propuestas, entre las que destacan el yoga, la meditación, deportes acuáticos y diversos talleres. Además, ofrece un alojamiento de lo más original, acogiendo a los visitantes en las clásicas tipis, propias de los campamentos indios.

Tuvo lugar la semana pasada, por lo que ve pillando las entradas para su próxima edición.

Más Músicas también celebra su segunda edición. Este festival, que con el objetivo de promover y visibilizar la figura femenina en la música, tiene a las mujeres como únicas protagonistas. Se celebra los días 28 y 29 de junio, en el el Autocine Race Madrid (Calle de la Isla de Java, 2), y contará con la presencia de artistas con diferentes estilos, emergentes y otras ya consagradas. 

Por último, un clásico por su importante trayectoria, el Pirineos Sur (Sallent de Gállego, Huesca). Este Festival Internacional de las Culturas brindará su vigésima octava edición del 12 al 28 de julio, siendo un punto de encuentro entre continentes y sonidos, que ya en sus inicios sentó un precedente al hablar de multiculturalidad y globalización, haciéndolo único respecto a otras propuestas.

Música, cultura e integración al mismo son.

Leave a Reply