La obra del artista japonés Tetsuya Ishida llegó al Museo Reina Sofía. Titulada “Autorretrato del otro”, esta muestra reúne una selección de 70 pinturas y dibujos realizados entre 1996 y 2004, que representan las obsesiones y el particular universo estético del artista que se mueve entre el surrealismo y el fascinante manga; lo personal y lo colectivo.

Tetsuya Ishida es un artista que supo servirse de su talento para incomodar e impactar en el espectador casi hasta hacerle doler. Con apenas 10 años de trayectoria y sus escasos 32 años (se cree que se suicidó en 2005), este pintor de Tokio logró mostrar, a través de su obra, de lo que experimentó el sujeto contemporáneo en la sociedad japonesa en pleno desarrollo tecnológico y la consecuente crisis económica y política que sufrió su país (especialmente por el estallido de la burbuja financiera e inmobiliaria y los despidos masivos en 1991).  

Sin embargo, esa descripción precisa del ánimo de su generación es también un reflejo amplio de la incomunicación y de la alienación que nos afecta a todos como sociedad moderna, hombres y mujeres regidos por los imperativos de competitividad que sucumben a la maquinaria de producción y consumo insaciable.

Es la primera gran exposición antológica dedicada a este artista fuera de su país y podrás disfrutarla hasta el 8 de septiembre en el Palacio de Velázquez. Una retrospectiva del artista que te calará en lo más hondo.

Arigato Tetsuya

Leave a Reply