Con el objetivo de expandirse y de reforzar su presencia en otras zonas de su país natal, el diseñador de moda español, planea un futuro apuntado al retail con la apertura de cuatro tiendas franquiciadas en A Coruña, Bilbao, Mallorca y Marbella.

Ahora Mérida es el único administrador de la empresa, ya que Juan Ignacio Loste Sáez no participa más en estas funciones, aunque sí continúa formando parte de la sociedad. Quizá este cambio haya incitado sus ganas de adentrarse en nuevos sectores y potenciar otros en los que venía teniendo una actividad más limitada como es el negocio de las licencias. Un mundo en el que se adentrará próximamente con artículos como gafas de sol y de vista, y otros de perfumería y cosmética, así como también en el desarrollo de una línea de accesorios.

El negocio marcha bien; los resultados han revelado un crecimiento de un 30% anual desde la apertura de la tienda hace tres años atrás (ubicada en la calle Cervantes de Madrid). Y Mérida representa una fuente de empleo para Castilla la Mancha,  sitio en donde se ubican los talleres en los que se confeccionan sus diseños, y que cuentan con más de veinte personas como empleados.

Sin embargo, el diseñador nacido en Toledo quiere superarse y se ha marcado el objetivo de duplicar dicho porcentaje para el año próximo con la incorporación de las franquicias para las que ya ha empezado a buscar socios.

No hay éxito sin odiseas.

Leave a Reply