Gran parte de los hombres, sobre todo aquellos que acaban de iniciar su etapa adulta, no posee un traje de chaqueta en condiciones. Cuando empiezan a sucederse las invitaciones a bodas, tan típicas de la estación estival, elegir el idóneo es pura incertidumbre para muchos. Es complicado identificar el estilo que favorece a uno e, incluso, una vez probado, se nos presentan dudas en cuanto a las proporciones y a la adecuación a nuestra estructura.

Te traemos unas ideas para ayudarte en esta difícil tarea.

Claro y ligero

Es el estilo que más se identifica con esta época del año, cuando tiene lugar la mayoría de los eventos que establecen este tipo de prenda en su dress-code.

Los colores claros y una tela más ligera ayudan a soportar el calor del verano, sin renunciar a la elegancia.

Clásico

Lo clásico no tiene por qué ser aburrido. La opción traje negro y corbata negra es una apuesta segura. Y si te atreves a añadir una camisa negra para un total look, puedes quedar sorprendido de los resultados. Una elegancia absoluta.

Aparte, la ausencia de color hace que el público se concentre en otros aspectos como el corte del que lo lleva, los materiales y pequeños detalles como pueden ser la selección de los botones, el tipo de cintura del pantalón o las solapas de la chaqueta.

Si el ambiente de la celebración es caluroso puedes rebajar la intensidad del traje negro gracias a una acertada elección de materiales como lana o mohair.

Fluido

La tradición está en los trajes estructurados, sin embargo cada vez son más los que se apuntan a la tendencia de un estilo más fluido. A parte de una mayor comodidad, te proporciona el toque distintivo que hará que los demás giren su cabeza al verte pasar.

Además te da la libertad de elegir el calzado que más te apetezca, desde lo más deportivo hasta lo más clásico, dándole el toque deseado.

Salte de lo establecido.

Si tienes la suerte de acudir a una celebración de matices más extravagantes, las opciones son infinitas: motivos de los más peculiar, diferentes combinaciones de chaqueta y pantalón, colores inusuales, formas alocadas… la creatividad entra en juego, déjate inspirar por la localización o el carácter del evento, por tus sentimientos y tu originalidad.

Leave a Reply