Ya han pasado 25 años, pero Forrest Gump seguirá siendo un clásico de nuestro cine. Ahora parece un poco difícil de ver por la velocidad y voracidad con la que las películas de hoy en día pasan por nuestras retinas, pero en su día, esta película arrasó no solo en los Oscars (seis estatuillas) sino en la taquilla también, facturando 327 millones de dólares de los de hoy.

La cinta de Robert Zemeckis se convirtió en historia del cine casi desde su estreno, allá por 1994. Desde entonces, siempre se ha rumoreado la posibilidad de una secuela, pero nunca se llegó a realizar. Eric Roth guionista de la película, explicó el por qué en una entrevista a Yahoo Entertainment. “Literalmente, entregué un borrador justo el día antes del 11-S” afirma. “Tom Hanks, Bob (Robert Zemeckis) y yo nos reunimos el día del 11-S para compadecernos de cómo era la vida en Estados Unidos y lo trágico que fue. Nos miramos los unos a los otros y dijimos ‘esta película ya no tiene sentido’“.

Pero esta no fue la única razón por la que no se realizó la cinta. En el borrador del guión, aparecía el ataque terrorista ocurrido en la ciudad de Oklahoma en 1995, en el que un hombre hacía explotar un edificio. “Forrest conocía a una mujer en el autobús y todos los días la esperaba. Ella trabajaba en una guardería en un edificio del gobierno en Oklahoma. Él estaba sentado en el banco esperándola para almorzar y, de repente, el edificio de atrás explotaba” comentaba el guionista. “Cuando ocurrió el 11-S todo parecía un sinsentido”.

Además, Roth comenta algunos detalles sobre la trama de esta película que nunca llegó a ver la luz. En la original, Jenny (la mujer de Forrest interpretada por Robin Wright) moría a causa de una enfermedad desconocida, aunque siempre se ha rumoreado que pudo ser SIDA. Ahora, Roth confirma que el hijo de esta adorable pareja también padecía la enfermedad. “La película iba a comenzar con el hijo de Forrest padeciendo el virus del SIDA y cómo los niños no querían ir con él a clase”.

Pero no todo iba a ser tan dramático, en esta secuela, podíamos ver a un aventurero (más aún si cabe) Forrest en la parte de atrás del coche de O.J. Simpson durante la persecución. Y como convertirse en uno de los más famosos corredores no le fue suficiente a nuestro querido personaje, en esta segunda parte tendría exitazo como bailarín, siendo la Princesa Diana su acompañante.

Sigue corriendo Forrest.

Leave a Reply