Simplemente: lo vintage atrae y, por eso, hay, hubo y habrá en el mercado un lugar para lo antiguo. Quizá sea, entre otras cosas — y sobre todo en términos de moda—, porque los hallazgos que se puedan realizar de este mundo del pasado cuentan con un plus: serán piezas únicas y, muy probablemente, irrepetibles.

Pero lo cierto es que, hoy, ocurre que mucho de lo nuevo es viejo, y se debe a que la reventa está en pleno auge. De hecho, un reciente informe de ThredUp publicó que el mercado de reventa ha estado creciendo 21 veces más rápido que el mercado minorista promedio en los últimos tres años. Desde 2018, la reventa es un mercado que ha generado alrededor de $24 billones.

Y, en lo que a moda vintage se refiere, Instagram da evidencia de ello. Esta red se ha convertido en un importante canal de comercialización, un puente entre la ropa y sus fanáticos. Además de seguir siendo “la gran red” de comunicación que es, claro.

Las cuentas de los coleccionistas independientes de esta clase de moda están al rojo vivo, modelos de Dior y de Yves Saint Laurent de los 90, vestidos de Issey Miyake, corsés, faldas, blusas antiguas de Loewe, están a la mano de quienes desean encontrarlos. Sin embargo, mientras más crecen las alternativas, más crecen las dudas acerca de la originalidad, la legitimidad de las prendas cae en entredicho muchas veces ante la gran oferta de unas piezas generalmente únicas.

De todas formas, he aquí algunas de las cuentas más recomendadas en las que uno se puede lanzar a la búsqueda de algunas de las prendas icónicas que han marcado la historia de la moda:

  • Subrina Heyink Vintage: Su especialidad son los vestidos de novia de encaje, trajes de chaqueta de los años 80, y joyas para la novia perfecta tejidas en seda, entre otros.
  • Nina Gabbana Vintage: Presenta una mezcla ecléctica de diseñadores como Jean Paul Gaultier, Dior e Issey Miyake.
  • Avec Desire Vintage:  Ideal para encontrar tops de punto de los años 70 y pendientes de cerámica en tonos pastel, así como prendas que definieron aquella época, pero no perdieron vigencia.
  • 23 Park Place: Aquí priman los artículos más atrevidos para los fanáticos de la moda más extravagante, en busca de piezas como un corsé Roberto Cavalli o un bolso con asa de Fiorucci iluminado.
  • Mirth Vintage: Dirigido a los fashionistas con una mentalidad más minimalista y atemporal interesados en piezas como mocasines Chanel, bolsos pequeños con cuentas y blazers afilados.
  • Siegel Vintage: Ofrece ropa deportiva de los 80 de Columbia y Nautica entre algunas otras piezas de diseñadores.
  • Wintage Store: El go to place de los amantes de lo vintage de piezas danesas. Incluye vestidos y tops con estampados florales brillantes y chalecos de crochet que bien podrían haber llevado nuestras abuelas.
  • Retrolab: Esta cuenta francesa relacionada con la cultura sneaker recupera diseños de épocas pasadas que están inspirando las creaciones de hoy en la industria del calzado deportivo. En su web encontrarás esas joyas del calzado deportivo por las que suspiran muchos sneakerheads.
  • 5star Vintage: Reconocida tienda online del mejor streetwear y sportwear de los 70 hasta los 90. Destaca su colección de camisetas y bombers cargadas de gráficos y su amplia gama de piezas de estilo varsity.

Viajar al pasado para vestir del futuro

Leave a Reply