En su línea disruptiva y rozando lo excéntrico, la compañía de Elon Musk lanza un reto a los participantes del Pwn20wn, concurso organizado por Trend MicroAquellos capaces de hackear los sistemas de seguridad del Tesla 3, recibirán un ejemplar de éste como premio.

El objetivo no es otro que descubrir las debilidades de sus vehículos en términos de seguridad, y conseguir paliarlos para que, una vez en el mercado, sus productos no sean vulnerables en ese sentido. Si se diera la circunstancia de que ningún investigador lo lograra, la empresa californiana aportaría 1 millón de dólares en premios en metálico y distintas recompensas para los participantes de este año.

No es la primera vez que Tesla lanza este tipo de desafíos, pues en 2014 ofreció una recompensa de 10000 dólares a aquel que consiguiera encontrar un bug en sus sistemas. La cifra ascendió a 15ooo dólares en 2018 al no haberse reclamado esta primera aún.

Encuentren o no brechas de seguridad, podemos decir que en Tesla, va todo sobre ruedas.

Leave a Reply